10 Jul 2017

¿La velocidad de carga afecta a la estrategia digital?

¿Te acuerdas cuándo fue la última vez que te decepcionaras porque una site no terminara de cargarse, o lo hiciera demasiado lentamente?

Parece que a priori no tenga tanta importancia, pero la velocidad de carga con la que accedemos a las landing page de las sites influye mucho en nuestra intención de compra. De hecho, se pierden muchos clientes si estos tardan mucho en poder visualizar el contenido de una web que les es nueva.

Sea problema de las imágenes o de otros condicionantes, la velocidad de carga es un factor tan importante en la estrategia digital del marketing online como puedan ser otros, como que una página sea responsive (que sea legible en formato smartphone). Un consultor digital, como son los SEO, puede establecer como prioritario en sus factores off site, que la página cargue rápido. La accesibilidad cuenta, y mucho. Es tan importante la velocidad de carga, como elegir unas buenas palabras clave o una buena campaña en Google Adwords.

Cuanto más tasa de rebote tengamos en nuestra página, menor el número de conversiones (peticiones, leads, compras…).  Y esperar a que se abra una página repercute mucho y mal en la experiencia del usuario.

El 30 % de los usuarios abandonan la página si el tiempo de espera excede de los 6 a 10 segundos, el 16 % entre los 11 y 15 segundos y el 20 % aguanta más de 20 segundos antes de abandonarnos. Y como colofón,  el 70 % de los internautas nunca volverán a la página si recuerdan que tardó más de lo previsto en cargarse. Nada para tomarse a la ligera.

Pero el fastidio de tener que esperar a que se abra una página no lo es todo. Si una página es veloz, podemos beneficiarnos del Rank que nos conferirán las estadísticas de acceso, y es que el 47 % de los internautas esperan que una site se abra en menos de 2 segundos. Además, los algoritmos de determinados buscadores penalizan a las páginas por no cargarse a tiempo…